• Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401

    2016 . Sa Tuna, Begur

    El encargo consiste en la construcción de un pabellón anexo a la casa principal. La volumetría es muy clara y simple, un ortoedro situado en medio del bosque, modificando al mínimo las características de su entorno, como si siempre hubiera estado allí. El pabellón queda definido por una U de corten y una celosía que crean un refugio en su interior, un espacio de estar y de contemplación.
    El acceso al interior se realiza por la planta inferior. Este se caracteriza por ser una especie de vaciado escultórico en la tierra para después ascender, mediante la escala, hasta el pabellón. El interior se entiende como un espacio diáfano: una zona de estar y un dormitorio. En una esquina queda cerrado el baño, el único espacio limitado espacialmente.
    Las fachadas este, sur y oeste son totalmente vidriadas con una protección solar exterior formada por postigos pasillos con celos. La fachada norte dispone de unas aberturas más controladas que iluminan y ventilan los espacios de la escala y el baño.

  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401
  • Casa 1401

    2016 . Sa Tuna, Begur

    El encargo consiste en la construcción de un pabellón anexo a la casa principal. La volumetría es muy clara y simple, un ortoedro situado en medio del bosque, modificando al mínimo las características de su entorno, como si siempre hubiera estado allí. El pabellón queda definido por una U de corten y una celosía que crean un refugio en su interior, un espacio de estar y de contemplación.
    El acceso al interior se realiza por la planta inferior. Este se caracteriza por ser una especie de vaciado escultórico en la tierra para después ascender, mediante la escala, hasta el pabellón. El interior se entiende como un espacio diáfano: una zona de estar y un dormitorio. En una esquina queda cerrado el baño, el único espacio limitado espacialmente.
    Las fachadas este, sur y oeste son totalmente vidriadas con una protección solar exterior formada por postigos pasillos con celos. La fachada norte dispone de unas aberturas más controladas que iluminan y ventilan los espacios de la escala y el baño.